Pelisplus El Dilema de las Redes Sociales

El Dilema de las Redes Sociales

Título Original: The Social Dilemma

Año: 2020

Duración: 01h 34m.

Géneros: Drama, Documental

Sinópsis:

Estamos condenados. Como han demostrado documentales recientes, desde The Edge of Democracy hasta The Great Hack to Kill Chain : The Psychology of Donald Trump, algo está muy podrido en el estado de nuestro cuerpo político, con la causa de la decadencia centrada en el auge de las redes sociales en los últimos 10 a 15 años Ver El Dilema de las Redes Sociales online

Con la recopilación masiva de datos que ha resultado de miles de millones de personas intercambiando información personal en línea, nos hemos convertido voluntariamente en engranajes de la vasta maquinaria de manipulación de opiniones y comportamientos. 

Y justo cuando pensamos que habíamos hecho las paces con ese hecho desalentador, llega una nueva película, The Social Dilemma , del director Jeff Orlowski ( Chasing Coral ), para recordarnos lo poco que aparentemente tenemos en nuestro futuro. Como dice uno de sus sujetos con desánimo: "¿Cómo te despiertas de Matrix cuando no sabes que estás en Matrix?" En efecto.

La esencia del argumento aquí es que hemos perdido por completo el control de nuestra propia invención, que una vez pareció destinada a mejorar el mundo al unirnos y fomentar una conexión genuina. Un monstruo de Frankenstein, la bestia ahora nos gobierna. 

Ver El Dilema de las Redes Sociales online 

Combinando escenas escenificadas, con los actores Skyler Gisondo ( The Binge ), Kara Hayward ( To the Stars ), Vincent Kartheiser ( American Hangman ) y más, con entrevistas en profundidad con los actores y agitadores de Silicon Valley (es decir, las personas que involuntariamente nos pusieron aquí).

Orlowski construye cuidadosamente su argumento, complementando detalles bien investigados con dramatizaciones entretenidas. Algunos de sus muchos expertos incluyen: Tristan Harris , ex diseñador de Google; Tim Kendall, ex director ejecutivo de Pinterest; Jaron Lanier , informático y pionero de la realidad virtual; Anna Lembke , psiquiatra y especialista en adicciones de la Universidad de Stanford; Roger McNamee .

Un capitalista de riesgo que fue uno de los primeros inversores en Facebook; Shoshana Zuboff , académica y profesora de la Escuela de Negocios de Harvard; y otros. Al compartir experiencias personales y hechos concretos, instan a repensar colectivamente dónde estamos ahora, si es que eso es posible.

Porque en poco más de una década, según este documental, hemos abierto una caja de guerra tecnológica de Pandora en nuestros cerebros de primates, entregando en manos de víctimas desprevenidas dispositivos que se aprovechan de nuestros instintos más básicos y nos llevan por un camino de absoluta servidumbre a nuestros amos invisibles. 

Felices con nuestro pan y circos digitales, habitamos ecosferas virtuales aisladas que fomentan las divisiones ideológicas, nuestras fuentes de noticias se auto-seleccionan para excluir ideas que van en contra de lo que ya creemos.

Ver El Dilema de las Redes Sociales online 

 Ya no podemos distinguir la verdad de la propaganda, nos sumergimos profundamente en una madriguera de información y entretenimiento en la que las locas teorías de la conspiración aparecen como sistemas de creencias viables. "Nada vasto entra en la vida de los mortales sin una maldición", se lee en el epígrafe inicial de Sófocles. Una vez más, estamos condenados.

Aunque Orlowski y sus sujetos se apresuran a señalar que este tipo de argumentos se han hecho antes con cada nuevo avance en la tecnología, desde la t elevisión y los medios de comunicación hasta los videojuegos, etc., y que, confíe en ellos, esta vez es diferente.

 Es difícil no ceder al impulso reaccionario de que su histeria es sólo un ataque de locura momentánea y que de alguna manera todo se resolverá por sí solo. 

Pero dado el estado de nuestro mundo en este momento, con el aumento de los demagogos autoritarios y la clara evidencia de interferencia electoral alimentada por campañas de desinformación en Facebook y otros lugares, también está claro que tienen razón. 

Como siempre ocurre con este tipo de películas, la cuestión sigue siendo, después del abrumador aluvión de hechos deprimentes, qué hacer. La respuesta, si fuera así de simple, es abandonar las redes sociales. De ahí el dilema titular, ya que es más fácil decirlo que hacerlo en la realidad integrada de hoy. 

Déjame tuitear eso. Únase a mí mientras publicamos nuestro camino hacia el apocalipsis.



Reparto:

Reproducción

Obteniendo enlaces de video...